El aprendizaje informal para el estudiante motivado

El e-aprendizaje informal, la clave del e-learning

El e-learning sigue creciendo y, con él, cada día surgen más tendencias y ramificaciones de esta disciplina basada en el aprendizaje a distancia y solidificada con el desarrollo de las tecnologías de la comunicación. Así, esta creciente especialización ha dado lugar a dos ramas cada vez más diferenciadas entre sí: la del aprendizaje formal y la del aprendizaje informal.

Al tiempo que se han puesto sobre la mesa estos dos conceptos, se ha propiciado el debate sobre si uno es mejor que otro, especialmente en lo que se refiere a la formación corporativa, muy preocupada por ofrecerle a los trabajadores de las empresas el mejor proceso de adquisición de conocimientos, lo que a su vez se traduce en un buen rendimiento en el trabajo.

Aprendizaje informal

El aprendizaje informal, la clave del estudiante motivado

¿Pero en qué consiste exactamente el e-aprendizaje informal? El e-learning informal es aquel que se ajusta de antemano a las necesidades del propio interesado. De esta forma, el aprendizaje informal surge por la propia iniciativa de los empleados o de los estudiantes, como consecuencia de su deseo de incrementar o complementar sus conocimientos.

Lo cierto es que cuando el e-learning informal da sus mejores resultados es cuando actúa de complemento al e-learning que ya conoces, aquel en el que se plantea un programa y la consecución de unos contenidos determinados. De hecho, una gran idea es la de potenciar el e-aprendizaje informal a través de la plataforma e-learning.

A menudo, un contenido interesante y bien enfocado sirve para estimular la curiosidad y hacer posible que una persona comience a investigar por su cuenta, abriendo aún más las posibilidades de conocimiento. Hoy en día el saber está al alcance de cualquiera que tenga acceso a Internet, pero, curiosamente, lo más complicado en multitud de ocasiones es crear el interés o incentivarlo para que la gente se lance por su propia cuenta a aprender y preocuparse por su formación.

Sácale provecho al aprendizaje formal e informal

Se trata de crear una sinergia entre el e-aprendizaje informal y el aprendizaje formal para que se complementen y se retroalimenten. Mientras que con el aprendizaje formal son los encargados de gestionar las herramientas los que deciden el programa, el ritmo y los objetivos que han de conseguirse, con el e-aprendizaje informal es el propio estudiante quien decide su ritmo, sus obligaciones y sus intereses. Por ello, el e-aprendizaje informal es también una cuestión de confiar en el receptor de la información e incrementar su autonomía, para que así pueda alcanzar sus objetivos mediante su propia motivación.

Por otro lado, también existe la posibilidad de implementar algunas medidas en la plataforma de e-learning para incentivar precisamente ese e-aprendizaje informal más voluntario, intuitivo y adaptado a cada uno. Para ello, conviene sobre todo favorecer al máximo la fluidez de información  y conocimientos, creando la posibilidad de que cualquier usuario de la plataforma pueda buscar sin mayores problemas la información que más le interesa o aquella que más le urge.

También es importante favorecer la comunicación entre los integrantes para que las dudas sean resueltas entre todos. Para ello, la implementación de foros es clave en el proceso de creación de la plataforma. Otra opción es la de facilitar la comunicación mediante las redes sociales externas, así como facilitar que los usuarios suban por sí mismos contenidos a la plataforma. En adición, se pueden crear actividades localizadas fuera de la plataforma, que ya pueden ser o no presenciales, dependiendo de las limitaciones de tus servicios y las limitaciones de tus propios alumnos. Lo importante es fomentar aquellas actividades que faciliten el aprendizaje y acentúen la curiosidad de tus usuarios.

El e-learning informal siempre ha tenido importancia, pero la fuerza que están cogiendo las plataformas de educación a distancia facilita esta técnica y la convierte en una forma de adquirir conocimiento aún más utilizada que antes. Si a eso le sumamos el desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación, lo cierto es que ya no hay excusa para recurrir al e-aprendizaje informal cada vez que exista una necesidad para ello. Y muchas veces esa necesidad se va a plantear desde el propio aprendizaje e-learning, convirtiendo al aprendizaje informal en una herramienta clave del e-learning.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *