Puntos positivos de los audiolibros en el aprendizaje

Audiolibros, complementos para tu e-learning

Audiolibros, complementos para tu e-learning

La opción de contar con los libros en formato de audio es cada vez es más habitual. Estas novedades tecnológicas también pueden ser aprovechadas para tu curso de e-Learning. Puede que seas un enamorado del papel y prefieras contar con el formato impreso, pero, ¿y si puedes contar con los dos formatos? Aún no son muy habituales en los cursos e-learning, pero poco a poco se están incorporando como nuevas herramientas de aprendizaje. En este post te vamos a mostrar cuáles son los puntos positivos de contar con este formato dentro de tu formación.

Puntos positivos de los audiolibros en el aprendizaje

Un buen audiolibro es aquel que cuenta con una correcta narración y entonación. No se basa solo en la lectura. Pueden ser grabaciones de una, dos o más personas. El objetivo es conseguir un relato que te transmita emoción y sensaciones, alejándose de lo monótono de una lectura recta y sin altibajos. De esta forma, se consigue una mayor influencia en el lector y que éste se acuerde más fácilmente de lo que le están contando.

Incluirlo como herramienta de la formación e-learning puede convertirse en un apoyo de los temas dados. El estudiante tendrá a su disposición el material teórico en un formato de audio que le permitirá escucharlo las veces que lo necesite. Esta opción logrará que sea más fácil su comprensión, y que acelere su estudio, ya que se ha comprobado que la voz se recuerda mejor.

Es importante tener en cuenta que los temas o partes teóricas sobre las que quieras crear un audiolibro no deben ser muy extensas. Esto puede provocar que el estudiante se canse, o que sea muy monótono y no atienda a las explicaciones.  Por ello, es incluso mejor que de un tema extenso solo se cuente con ciertas partes en este formato. Puedes aprovechar e incluir aquellas que sean más difíciles o pesadas, ya que gracias a este formato puedes conseguir que le facilite el estudio y el entendimiento.

Otro punto a favor de los audiolibros es que se pueden oír en cualquier situación. Esto permitirá que los estudiantes vayan escuchando sus lecciones en cualquier momento libre que tengan. Puede que subconscientemente crean que no aprenden, pero si luego se apoyan en un formato escrito, observarán como recuerdan aquello que han escuchado anteriormente y lo comprenderán mucho mejor.

Al contar con este formato, puedes grabar las partes que quieras, por ello puedes salirte un poco del guión establecido y añadir algo por tu parte. Esto quiere decir que puedes añadir explicaciones, o ejemplos que no se incluyan en el formato papel y que faciliten el entendimiento. Para el estudiante será como escuchar en directo a su profesor.

Piensa en estas propuestas y plantéate incluir estas nuevas herramientas dentro de tu curso e-learning. Existen numerosos programas que te permiten crear tus propios audiolibros, solo necesitarás un programa que grabe. Practica antes para conseguir cambiar los tonos y lograr un relato ameno. Incluye poco a poco estas nuevas herramientas en tu curso e-learning y comprueba si son elementos que ayudan a tus estudiantes. ¡Seguro que notan la diferencia!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *