Beneficios del rapid e-learning en las empresas

Descubre los beneficios del rapid e-learning

Primero, sería interesante definir el concepto. Rapid e-learning es el conjunto de herramientas y metodologías cuyo objetivo es acelerar el proceso de desarrollo de contenidos para la capacitación de recursos humanos. Además, considera que estas herramientas se basan en reutilizar recursos y procesos. Entre una de las características es que este tipo de herramientas no supone que el proceso de aprendizaje sea más rápido, pero sí que ayuda. ¿Este método en qué consiste? ¿Qué beneficios nos puede aportar?

rapid e-learning

Beneficios del rapid e-learning en las empresas

Actualmente el gran incremento de  información en la red y la rapidez en la que esta llega en la sociedad provoca que los usuarios reclamen que esa inmediatez se mantenga en cualquier situación. Por ello, incluso las organizaciones y empresas se ven obligados a acelerar el proceso de generación y actualización de contenidos. Además, este servicio se traduce en una mayor competitividad por parte de la empresa. Esto se debe a la posibilidad de conseguir minimizar los procesos en los que hay que integrar informaciones en los contenidos de capacitación.

Entre los beneficios más directos que encontramos con la implantación de rapid e- Learning es disminuir los tiempos y el coste de la creación de contenidos. Así también se conseguirá una entrega y actualización de los contenidos de una forma más ágil. De esta forma también se consigue una mayor captación de la atención de los usuarios finales por contar con contenidos más inmediatos y relevantes, logrando una relación más estrecha con los usuarios finales.

Es un método que es agradecido con las empresas que lo usan porque permite una comunicación tanto interna como externa facilitando el buen funcionamiento de las organizaciones. Se puede plantear como una parte de la estrategia de capacitación y desarrollo de recurso humanos.

Existen diferentes casos en los que se puede implantar el rapid e-leraning tanto en ámbitos corporativos, académicos y gubernamentales. En el caso de los corporativos, los beneficios se obtendrían de forma relativa a la disminución de los costes y los tiempos de producción. En el caso de ser instituciones académicas se conseguiría una relación más fluida y fuerte entre los profesores y los estudiantes. En las iniciativas de gobierno ayudaría al acceso de los contenidos y el control de la calidad.

Pero, ¿cómo puedes conseguir una implantación exitosa?

Como parte principal, es necesario tener en cuenta que es necesario implantar el conjunto de herramientas y metodologías a la vez ya que excluir algunas, evitaría que el resto pudieran funcionar correctamente. También se aconseja contar con parámetros reconocibles y medibles que permitan comparar los resultados en términos de tiempos y costes. Uno de los puntos importantes es tener en cuenta que la implantación de este plan no se puede realizar en todos los ámbitos y departamentos ya que existen ciertas herramientas que no pueden conseguir la calidad y complejidad que se requiere. Por eso es importante ser realista sobre qué se quiere conseguir y en qué se quiere implantar. Por último, se aconseja que estas nuevas herramientas que se utilicen se combinen con las ya existentes para evitar mayores problemas.

A partir de estos datos te puedes plantear si es beneficioso para tu empresa introducir este método.  Si es así, es importante que te informes bien de cuál sería el proceso que se debe realizar y que sean los expertos quienes te ayuden a implantarlo adecuadamente para conseguir beneficios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *