¿Qué es el Blended Learning y como se puede mejorar?

¿Cómo puedes mejorar el Blended Learning con una plataforma LMS?

El aprendizaje semipresencial, también denominado Blended Learning, tiene mucho margen de mejora si utilizas una plataforma de gestión de contenidos de aprendizaje (LMS) en tu método. Esto es ya una realidad para muchas personas que se están beneficiando de esta relación. ¿Quieres saber cómo se puede hacer? Lee este artículo para disipar tus dudas.

Blended Learning

¿Qué es el Blended Learning?

El Blended Learning se puede entender como la combinación eficiente de diferentes métodos de impartición, modelos de enseñanza y estilos de aprendizaje. Precisamente lo que hace es combinar el trabajo presencial, con el trabajo online. De hecho, este método mejora mucho si se utiliza una plataforma LMS.

¿Cómo se puede mejorar?

La forma de mejorar la experiencia del Blended Learning con este tipo de plataformas lms tiene un camino muy definido:

Mejora la comodidad

Cada estudiante puede ir a su propio nivel y ritmo. Cuando se utilizan los recursos digitales junto con las prácticas tradicionales de enseñanza, es posible que cada estudiante trabaje en su propio nivel con el apoyo del profesor cuando sea necesario. Además, la experiencia es más productiva porque los estudiantes pueden decidir cuándo hacen una parte del trabajo, y tienen más autonomía para organizarse.

Mejora la actitud

Los recursos digitales son más atractivos para los estudiantes que los tradicionales. También son más versátiles en cuanto a la forma de consumirlos, por lo que se perciben de forma más positiva y la actitud hacia ellos mejora. Los estudiantes se sienten más cerca de los profesores y el acceso a los recursos es mucho más sencillo, lo que les motiva más.

Incluso es más fácil y práctico para los alumnos hacer sus tareas (deberes), ya que no tienen que invertir tanto tiempo, lo que sin duda, se percibe como algo muy positivo.

Reduce coste y  gana tiempo

El Blended Learning también reduce los costes habituales de la enseñanza, y además, permite una gestión más fácil del rendimiento de cada alumno. Esta situación hace que además de que las academias tengan más presupuesto para invertir, los profesores también tengan más tiempo para programar actividades y supervisar a sus alumnos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *