Chatbots, la revolución de la formación e-learning

¿Se pueden usar chatbots en la formación elearning?

Seguro que algunos de vosotros habéis entrado en este post sin saber aún qué es un chatbot, así que el primer paso es explicarlo brevemente. Un chatbot es un programa informático que incorpora sistemas de inteligencia artificial y que te permite mantener una conversación con él, tanto si quieres pedirle algún tipo de información o si necesitas que lleve a cabo una acción concreta. Los chatbots más conocidos son Siri y Cortana. Seguro que ahora sí sabes de lo que estamos hablando, ¿verdad?

chatbots

Al utilizar sistemas de inteligencia artificial, pueden acceder a datos que les muestren cuáles son nuestros gustos y preferencias. Se alimentan de una serie de datos básicos sobre nosotros con el objetivo de ofrecer respuestas predefinidas y, a medida que se van utilizando estas respuestas, se crean nuevas conexiones “neuronales” y son capaces de ofrecer respuestas más elaboradas.

Una de las grandes ventajas que ofrecen los chatbots es que no es necesario descargarlos, no se actualizan y no ocupan espacio de memoria en el Smartphone, que es algo que sí ocurre con las apps. A su vez, es importante tener en cuenta que podemos tener integrados varios bots en un mismo chat, por lo que te evitarás tener que moverte de una app a otra.

Chatbots, la revolución de la formación e-learning

Son, sin duda, una innovación tecnológica muy útil, pero, ¿pueden llegar a tener algún tipo de aplicación que favorezca que se reduzcan las conversaciones entre tutor y adulto en la enseñanza online, especialmente para resolver dudas?

La incorporación de los chatbots al aprendizaje online abre un mundo de posibilidades. Pensemos en tres cosas positivas que podrían aportar a tus cursos a distancia:

Es un asistente virtual

Los alumnos de enseñanza online se sienten en ocasiones solos, en cuanto a que no ven las explicaciones en persona, las dudas tardan más en ser resueltas y las lecciones rara vez pueden ser comentadas con otros compañeros, como ocurre con los módulos presenciales. Asimismo, si esto sucede fuera del horario laboral establecido para los tutores, esta ayuda deberá esperar, por lo que el estudiante retrasará su aprendizaje. Esto no ocurriría si se dispusiese de una herramienta de chatbot, puesto que estos asistentes no tienen horarios, por lo que son capaces de resolver las consultas en poco tiempo.

Ofrecen una experiencia única para cada alumno.

Los chatbots permitirían que se personalizase la formación de cada alumno, de acuerdo con sus preferencias, horarios, necesidades e historial formativo. Por ello, se podría desarrollar un itinerario de enseñanza para cada estudiante, que evitaría en mayor medida que este pensase en abandonar el módulo

Retroalimentación y dinamización

Este tipo de tecnología podría ayudar a que el curso resultase más dinámico, a través de recordatorios al alumnado para alcanzar varios objetivos temporales. Podría, a su vez, enviar consejos acerca de cómo estudiar y mandar al alumno una retroalimentación por sus tareas finalizadas.

 

Para las empresas de enseñanza online, supondría un gran ahorro de costes y un claro incremento en la calidad de sus servicios, aunque se perdería el trato entre personas, entre el profesor y el alumno. Por lo que parece, esta tecnología podría ir incorporándose poco a poco al eLearning.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *