Descubre cómo puedes ganar dinero vendiendo cursos online

¿Cómo vender clases online?

El mercado de los cursos a distancia está en pleno auge. Cada día que pasa hay más cursos disponibles y seguro que a ti también te gustaría que tus conocimientos estuviesen accesibles para cualquier persona en cualquier parte del mundo. Incluso el hecho de ofrecer cursos gratuitos puede beneficiarte, dado que te colocará como una autoridad en el área del que trata tu módulo. ¿Quieres comenzar a vender cursos online? ¡Atento!

Cómo vender clases online

Descubre cómo puedes ganar dinero vendiendo cursos en línea

Cuando creas un curso, apenas notarás diferencia al hacerlo pensando en vendérselo a una o a mil personas, porque el esfuerzo que te supone generarlo será el mismo. Por ello, tus ingresos serán completamente escalables, dado que las horas de trabajo son finitas, porque no tendrás que trabajar más cuantas más personas accedan a tu curso. Además, los módulos se venden en Internet en cada momento, durante las 24 horas del día y los siete días de la semana. Podrás seguir generando ingresos incluso cuando te vayas de viaje y no puedas atender la evolución de ventas que tienen tus cursos.

Debes asumir que el primer curso que hagas te avergonzará en unos años. Seguramente, habrás visto módulos de otras personas en los que los vídeos están muy bien trabajados y los PDFs están bien redactados y maquetados. No te sientas mal al ver la diferencia que existe entre este tipo de cursos y los tuyos, dado que lo más probable es que esa persona lleve años vendiendo cursos. Conforme vayas ganando dinero con tus cursos, conseguirás tener lo suficiente como para comprar herramientas que contribuyan a que la calidad de tus módulos sea cada vez mayor. Ten en cuenta que la calidad de imagen no es esencial, aunque sea importante, porque lo que los alumnos van a valorar en realidad es que el contenido que les ofrezcas sea bueno y les haga aprender. Lo fundamental es que ofrezcas un valor en cuanto al conocimiento que otros no ofrecen y que les ayudes a conocer más cosas acerca de una materia.

Para encontrar una idea para tu curso, habla con tus clientes, seguidores y lectores e investiga en las páginas webs de tu área cuáles son los problemas comunes o déficits de aprendizaje que puedes solventar con tu curso. Si ya tienes suscriptores en tu blog o plataforma, te recomendamos que crees una encuesta, a través de herramientas como Google Forms, y preguntes cuáles son los problemas que tus seguidores necesitan cubrir. Envíala también por mail y ofrece un regalo a quienes la contesten, como un descuento en uno de tus cursos, para conseguir que participe más gente. Recopila todas las respuestas y analiza qué es lo que debes hacer.

No te centres en hacer un curso para expertos, ya que acotarás mucho tu mercado. La mayoría del público susceptible de entrar a tu curso van a ser novatos en el tema del que hablas. Solo necesitas ser sincero y expresarte con un lenguaje que sea atractivo para que todo el mundo lo entienda. No tienes por qué ser un experto en el tema, sino que lo único que debes hacer es conocer los problemas que tiene tu audiencia y ver cómo puedes solucionarlos. Si no sabes lo suficiente acerca de lo que quieres enseñar, aprende. No tienes por qué saberlo todo desde un principio, solo debes saber cuál es la mejor manera de comunicarlo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *