¿Cómo se realizan los contenidos en el rapid learning?

¿Qué es el rapid learning?

Vivimos en una sociedad en la que el tiempo es uno de los factores que más influye en la elección de los cursos que vamos a elegir para formarnos. Las empresas apuestan también por un aprendizaje corporativo cada vez más actualizado, de calidad y, sobre todo, rápido.

¿Qué es el rapid learning?

En el entorno del E-Learning, el rapid learning es el conjunto de herramientas y métodos cuyo objetivo se centra en acelerar el proceso de desarrollo y construcción de un curso determinado de aprendizaje online, para generarlo en el menor tiempo y con el mínimo coste posible.

El rapid learning y el microlearning no son iguales, puesto que el primero se refiere a la manera en la que se construye el producto formativo, a sus herramientas y metodologías, mientras que el segundo hace referencia al material en sí. Los dos modos pueden ser complementarios, puesto que comparten la intención de proporcionar una formación intensiva, breve y motivadora.

¿Cómo se realizan los contenidos en el rapid learning?

El Rapid Learning se basa en integrar las etapas de escenificación (diseño instruccional) y realización (diseño multimedia) del contenido para obtener una única fase de creación, donde el resultado sea lo que llegará directamente al alumno.

En ocasiones, los diseñadores instruccionales, que son las personas responsables de la captación, pueden centrarse en utilizar una presentación que había sido realizada anteriormente para la formación presencial y desde allí gestionar un recurso e-learning.

Para diseñar cursos de Rapid Learning hay que tener en cuenta una serie de características principales como:

  • Insertar gráficos simples e ilustraciones.
  • Combinar textos y elementos multimedia, como vídeos, audios e infografías.
  • Tener en cuenta que las actividades de interacción deben incluir ‘pop-ups’ o ventanas emergentes.
  • Las imágenes empleadas deben estar libres de derechos que limiten su uso.

Ventajas y desventajas del Rapid Learning

Como ventajas, podemos señalar que permiten reducir los costos y los tiempos de desarrollo de los cursos. Es una buena opción especialmente para PYMES. Asimismo, dan la posibilidad de disponer de contenidos a medida de una forma rápida, por lo que respuestas ágiles a necesidades puntuales.

Como desventaja, se observa que es necesario capacitar correctamente a los diseñadores en el empleo de las herramientas de gestión del curso. Esta metodología no es siempre la mejor solución para el desarrollo de contenidos.

Los componentes interactivos están, además, sujetos a derechos de autor y hay herramientas que limitan en gran medida la posibilidad de personalizar el diseño gráfico del curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *