¿Qué es el Diseño Instruccional aplicado al e-learning?

El Diseño Instruccional en la creación de contenidos para el e-learning

 La formación e-learning implica que el curso debe estar correctamente desarrollado y estructurado para que los alumnos puedan avanzar en el mismo de una forma dinámica y sin complicaciones. Así, en el proceso de creación de un curso de e-learning hay una etapa clave en la que el profesorado debe decidir cuál es la mejor estructura y metodología para presentar los contenidos. Pues bien, es precisamente en esta etapa en la que entra en juego lo que se conoce como Diseño Instruccional.

Diseño Instruccional

¿Qué es el Diseño Instruccional aplicado al e-learning?

 El Diseño Instruccional es el proceso mediante el cual se aporta un plus pedagógico a los materiales y contenidos que componen la formación e-learning. Consiste en convertir los contenidos en materiales que tengan una calidad educativa óptima y que resulten adecuados para el desempeño de la formación en cuestión.

Se trata de la tercera fase del desarrollo de contenidos, la cual se da después de la creación del contenido base y del desarrollo de la metodología del aprendizaje. Así, se deben tomar una serie de decisiones acerca del modo en el que los alumnos van a interactuar con el contenido, teniendo como principal objetivo que el proceso de asimilación de la formación sea el más dinámico y sencillo posible.

Actualmente, el Diseño Instruccional tiene una importancia vital a la hora de crear un determinado curso e-learning. Si bien es cierto que un amplio abanico de cursos a distancia tiene detrás un gran equipo de profesores, también hay casos en los que la formación se plantea como 100% digital, en los que la figura del profesor se difumina. Es por esta misma razón por la que el Diseño Instruccional resulta esencial, ya que dota de significado a los contenidos y les aporta una determinada lógica y estructura.

 

El Diseño Instruccional tiene una serie de principios cognitivos que le dan base y forma

Por un lado, es esencial enfocar la atención en aquellos elementos que resultan más relevantes. Por otro lado, se debe dosificar la carga cognitiva a lo largo del contenido. Además, resulta fundamental promover la codificación en la memoria más allá del corto plazo, así como incentivar a los alumnos. Y, por último, es clave utilizar los materiales más significativos para ayudar a la construcción de modelos mentales robustos.

 

Fases del Diseño Instruccional

El Diseño Instruccional se compone de una serie de fases, las cuales se deben ir siguiendo de forma ordenada y estructurada:

La primera etapa es el análisis del alumno, del contenido y del propio entorno, para poder llevar a cabo el diseño, en el cual se desarrolla el programa con la mirada puesta en determinados principios didácticos. La tercera etapa la compone el desarrollo, en la que se generan y validan los recursos de los que se va a componer el aprendizaje.

La siguiente fase es lo que se conoce como implementación, en la que se concreta la atmósfera de aprendizaje. Y, por último, la evaluación, que permite valorar la calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *