La evaluación e-learning, herramienta imprescindible

¿Por qué es importante la evaluación en el e-learning?

Los sistemas de evaluación en el e-learning son una de las cuestiones que más importancia revisten en cualquier proceso formativo. Y es que son la culminación del proceso. No solo son importantes para darle al estudiante una simple nota que testifique si ha superado o no los requisitos, sino que debe reflejar el esfuerzo de cada uno y plasmarlo de manera justa.

herramienta e-learning
La evaluación e-learning, herramienta imprescindible

Sin una evaluación correcta, el proceso de aprendizaje online puede perder, a los ojos de muchos, su razón de ser. Por esto mismo, su ausencia podría dar lugar a que muchos de los participantes no se esfuercen en las tareas que propongas, aunque sea un buen programa e-learning al que se le puede sacar mucho provecho.

La evaluación es una parte complicada de definir y establecer, pero, además de ser útil para el alumno, es útil para la organización del centro educativo, pues mediante los resultados individuales de un grupo de personas se puede intuir claramente si el programa está bien enfocado, o si, por el contrario, necesita cambios para su correcto funcionamiento.

De esta manera, una buena evaluación será capaz de arrojar luz sobre tres aspectos muy diferenciados. El primero de ellos es el aspecto social, que se pregunta si el proceso de formación les ha reportado algún beneficio a los integrantes del cuerpo estudiantil y, por extensión, a la sociedad en su conjunto. El segundo está relacionado con la pedagogía, para poder saber si el programa en sí funciona de la manera para la cual ha sido diseñado. Finalmente, hay que destacar un aspecto clave, como lo es el factor económico. Y es que todo proceso formativo tiene unos costes y unos beneficios económicos, y es importante preguntarse si, con los datos obtenidos, la inversión ha merecido la pena o no.

Las cuestiones básicas para establecer un sistema de evaluación e-learning

Hay una serie de preguntas que son imprescindibles para establecer un sistema de evaluación justo y efectivo, que arroje resultados que se acerquen a la realidad lo máximo posible. Son las siguientes.

¿Quién evalúa a los alumnos?

En una plataforma e-learning, hay que saber si los encargados de la evaluación será la persona que se comunique con los estudiantes mediante las tecnologías a distancia o si será el propio sistema informático, a base de test que se realizan paulatinamente durante todo el curso. Una buena idea es optar por un término medio entre las dos opciones, de modo que se hagan test pero que el equipo docente plantee actividades que serán corregidas por ellos mismos.

¿Cuándo se va a evaluar?

Hay que intentar que las tareas se propongan, se entreguen y se corrigan a lo largo de todo el tiempo que dure el curso, para que el alumno pueda recibir de manera periódica un feedback y pueda rectificar sus errores, dando lugar a una progresión sostenida durante todo el curso.

¿Cómo se va a evaluar?

Es una pregunta con muchas respuestas posibles. Se pueden hacer exámenes finales con exámenes parciales, u optar por la evaluación de prácticas y dejar de lado los exámenes. Según el campo al que pertenezcan los conocimientos a impartir, se podrán mandar unos trabajos u otros. Además, se puede introducir el trabajo en grupo, variables que modificará la manera con la que se corrige.

Estos son algunos patrones a tener en cuenta para poder ofrecer un sistema de evaluación eficaz, un punto vital en el desarrollo del e-learning.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *