Incentiva el aprendizaje con técnicas de gamificación

¿En qué consiste la Gamificación del E-learning?

El e-learning se ha convertido en una de las principales opciones a la hora de adquirir nuevos conocimientos para multitud de personas por todo el mundo. En consecuencia, se ha abierto un abanico de opciones para que los estudiantes que optan por la educación a distancia tengan la oportunidad de disfrutar de nuevas experiencias, más interactivas, que susciten la participación y fomente las ganas de aprender. Una de esas nuevas técnicas es la gamificación del e-learning.

tecnicas de gamificacion

Incentiva el aprendizaje con técnicas de gamificación

¿Pero de qué trata realmente esta nueva disciplina? Pues consiste en aplicar mecánicas y elementos que normalmente aparecerían en un juego a un área que poco tiene que ver con un juego, como por ejemplo, el aprendizaje online. De esta manera, se pretende sacarle provecho a los procedimientos de un juego entretenido, añadiendo elementos narrativos y visuales, para dotarle de interés al curso de formación.

Con la gamificación, los alumnos no tendrán la sensación de que el trabajo es demasiado pesado, puesto que los contenidos les serán presentados de una manera amena, y se centrarán más en avanzar a lo largo del temario para llegar a un objetivo determinado, fomentando una sensación de plenitud y triunfo, al haberse comprometido con algo de una forma constante.

La gamificación, ¿el futuro del e-learning?

Lo bueno de la gamificación es que su eficacia no entiende de barreras. No importa la edad de las personas a las que vaya dirigida esta técnica, ni tampoco el tipo de formación o el sector con el que esté involucrada. La recreación es una mecánica que todo el mundo conoce y es disfrutada de manera universal, porque desde que se es niño se inculca como algo que está ahí para ser disfrutado.

Como resultado, cuando una persona experimenta algo dotado de mecánicas propias de un juego, es más receptivo a pensar que la información que se le está proporcionando es valiosa y merece la pena ser atesorada y analizada. Por todo esto, la gamificación es una tendencia que coge fuerza en el e-learning, una herramienta de aprendizaje que fue creada ya en un mundo rápidamente cambiante para unos propósitos también cambiantes, y que se adapta constantemente.

Cómo aplicar la gamificación al e-learning y sacarle todo el provecho

Las alternativas hechas posibles gracias a la unión del e-learning con la gamificación son muchas y muy variadas. Sin embargo, estos son algunos de los patrones básicos y las modalidades que se pueden implementar en un curso de formación online.

Construye una historia

Uno de los primeros pasos es incluir elementos narrativos en tu plataforma para que los estudiantes se sumerjan de lleno en la experiencia. Para ello, se pueden crear personajes que sean buenos o malos y que puedan sufrir alguna progresión a lo largo del programa, así como una historia, planteando un problema con una serie de consecuencias que el estudiante debe resolver, lo cual da lugar al siguiente factor

Sin interactividad, no hay ni e-learning ni gamificación

La interactividad es una cuestión clave en ambas disciplinas, una de las formas más elementales de conseguir que el alumno se comprometa con sus objetivos educativos. En todos los juegos hay que llevar a cabo una misión, y en este caso, al estar el juego a disposición del aprendizaje, se debe aprovechar este apartado para incluir las tareas y las actividades educativas a desarrollar.

Dales un mundo a explorar

El worldbuilding, como se le llama en inglés, es increíblemente atractivo para todos. Consiste en crear un mundo que se pueda explorar, que evoque la sensación de estar en un lugar amplio en el que muchas cosas excitantes pueden estar ocurriendo al mismo tiempo. Es una estrategia perfecta si el campo de estudio es muy vasto y está formando la creación de diferentes opciones de juego o caminos que seguir es vital para el éxito de los videojuegos, y eso lo saben los desarrolladores, simple y llanamente porque hace que los jugadores quieran pasar más y más tiempo participando.Y, con el e-learning, también aprendiendo.

Crea una dinámica de trabajo determinada con alarmas

No obstante, si no quieres que tus alumnos se vayan demasiado por las ramas, hay maneras de guiarlos o reconducirlos hacia el objetivo idóneo. Una de esas técnicas es la de incluir misiones relámpago o con un determinado límite de tiempo. Al crear esta modalidad, se les infunde a los alumnos una necesidad de estar alerta para alcanzar un objetivo concreto que forme parte del aprendizaje. Es importante destacar que si se les da un límite de tiempo escueto, tendrán que tener los conocimientos ya medianamente bien aprendidos, por lo que es buena idea no poner este recurso inmediatamente al principio del curso.

Añade tablas de clasificación para aprovecharte de su competitividad

Un aspecto que siempre ha estado estrechamente ligado a un juego ha sido el aspecto competitivo. Y es que a cualquiera le gusta demostrar que se es el mejor en algo. Así, se pueden crear sistemas de puntuación en base a los avances que cada uno de los jugadores haga, y mostrar en qué lugar se encuentra cada uno de ellos mediante tablas de clasificación.

Recompensas y niveles, las opciones que mantienen a tus alumnos motivados

Si piensas que potenciar demasiado el apartado competitivo puede ser contraproducente, siempre puedes optar por ofrecer recompensas que endulcen el trabajo. Además, hará que quieran volver, al igual que los niveles, que aportan un sentido de progresión gracias al cual no desistirán a mitad del curso.

La gamificación es una nueva y emocionante rama del e-learning que está consiguiendo mucha relevancia con el tiempo, gracias a sus casi infinitas posibilidades, que mantiene comprometidos y dedicados a tus estudiantes. Con la gamificación, el e-learning se prepara para dar lugar a una nueva revolución del sistema educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *