La empatía en el mundo del e-learning

La importancia de la empatía en la formación a distancia

Es complicado mantener la motivación durante mucho tiempo cuando se está realizando un curso a distancia. Hay partes del curso que son más aburridas que otras y momentos en los que el alumno puede llegar a plantearse dejarlo y ponerse a hacer otras cosas. Es normal.

La empatía en el mundo del e-learning

Sin embargo, hay un factor que puede hacer que la motivación siga intacta: la empatía, algo que depende del tutor. Si el alumno siente que el formador está cerca, atiende sus dudas y comprende sus problemas, será más sencillo que el nivel de motivación se mantenga hasta la finalización del curso.

La empatía en el mundo del e-learning

Cuando un alumno y un tutor conectan emocionalmente, el proceso de aprendizaje es mucho más fluido y estable. Es verdad que es muy fácil conectar con alguien a quien ves diariamente y con quien puedes mantener conversaciones e incluso tomar café juntos, como sucede en los cursos de formación presenciales. En el e-learning no existe esta posibilidad y, si la hay, es muy remota. Sin embargo no hay que descuidar esos aspectos que definen la calidad humana de una persona, como la empatía. El formador puede conectar igualmente con sus alumnos.

Si se da lo contrario, es decir, la apatía, el efecto puede ser devastador. Cuando un alumno percibe esa falta de interés y empatía por el tutor, se generará un flujo de emociones negativas que conducirán al estudiante a un estado de negatividad ante el estudio y el aprendizaje de la materia. ¿Qué pasa sin un alumno llega a ese punto? Pues que el siguiente paso es abandonar el curso sin terminarlo.

Que los alumnos abandonen cursos e-learning sin acabar es algo que puede afectar gravemente a la empresa que ofrece esos cursos o al profesional autónomo, ya que es una publicidad muy poco favorable. Otros potenciales alumnos podrán conocer el índice de abandono de tus cursos y, si es muy alto, optarán por buscar otras opciones que les resulten más fiables.

Como ves, la empatía es muy importante dentro del e-learning. Es una habilidad que el formador debe desarrollar y emplearla con sus alumnos. La buena experiencia de las personas que hayan realizado tus cursos es la mejor publicidad que puedes tener, ya que se lo contarán a sus compañeros de trabajo, a sus amigos y a sus conocidos, haciendo que estés en boca de todos los círculos sociales de tus alumnos.

Cuida de tus alumnos y estarás cuidando de tu puesto de trabajo y de los conocimientos y contenidos que has creado para ponerlos al servicio de toda la comunidad de Internet.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *