La realidad virtual y sus muchas posibilidades en la formación online

Cómo llevar la realidad aumentada al e-learning de una forma exitosa

Una de las tecnologías que será sin duda protagonista absoluta durante la próxima década se abre paso en el aprendizaje a distancia: se trata de la realidad aumentada. Durante años, se ha oído hablar de esta herramienta como una vía que abre infinitas posibilidades en inesperados ámbitos, como puede ser el e-learning. Pero dar el paso de la teoría a la práctica parece estar costando bastante, hasta ahora.

Realidad aumentada y elearning

Tras años de proyectos que han quedado limitados y programas pilotos que se han restringido a entornos alejados del usuario, la realidad aumentada parece estar preparada para dar el gran salto hacia el usuario. De momento, sus avances parecen estar limitándose a un aspecto más lúdico, con multitud de apps que empiezan a emerger y que llevan esta tecnología implementada. De hecho, grandes compañías como Google o Apple parecen estar muy interesadas en ser de las primeras en llevar esta nueva tecnología al gran público, lanzando programas o plataformas destinadas a la creación de herramientas de realidad aumentada.

La realidad virtual y sus muchas posibilidades en la formación online

Pero, ¿en qué consiste la realidad aumentada? Se trata de combinar los elementos digitales o virtuales con elementos de la vida real. Es decir, se presenta un entorno real a través de un dispositivo electrónico, creando una realidad aumentada que se actualiza en tiempo real. Esto da lugar a una serie de experiencias que no se pueden disfrutar solamente con elementos tecnológicos o elementos físicos por separado.

La realidad aumentada es, junto con el Big Data, uno de los elementos clave de la denominada como 4ª Revolución Industrial, que daría lugar a una Industria Inteligente, que se basa en una nueva serie de herramientas organizada de una manera distinta a como las organizamos actualmente. Como ya se ha explicado, esta nueva fase de la tecnología se encuentra aún en una fase muy embrionaria, y se limita a terrenos más lúdicos como los juegos. No obstante, no se puede subestimar el alcance de la realidad aumentada, especialmente dado el vínculo que existe ya entre la educación y el juego, y que ha dado lugar a corrientes educativas tan interesantes como la gamificación.

Los detractores de esta nueva tecnología han argumentado históricamente que la experiencia de uso es aún muy poco real, que los tiempos de implementación y los costes son escandalosamente elevados y que, a pesar de ser impresionante, no tiene realmente una finalidad práctica. No obstante, las nuevas generaciones de dispositivos móviles y de otros aparatos de última tecnología están revirtiendo estas desventajas. La calidad ha aumentado de manera notable en los dos últimos años, al tiempo que la proliferación de tecnologías de realidad aumentada ha bajado los costes de un mercado que antes era prohibitivo, y cada día se le encuentran más finalidades a esta nueva corriente tecnológica.

¿Cuáles son las ventajas de llevar la realidad aumentada a la educación a distancia?

La más evidente es que convierte el proceso de aprendizaje en una experiencia más amena e interactiva, lo que estimula las ganas de adquirir conocimientos de los estudiantes. Además, como la realidad aumentada está unida sí o sí a elementos electrónicos, es la candidata perfecta para implementarla en el e-learning. También se pueden monitorizar a tiempo real el progreso de los estudiantes, de modo que es otra forma de hacer un seguimiento del avance y saber así si el curso online está bien enfocado o no.

Ya se han llevado proyectos de realidad aumentada en el ámbito educativo. Por ejemplo, el que el grupo LabHuman-I3BH, de la Universidad Politécnica de Valencia, ha llevado a cabo junto con la Consellería de Educación de Valencia. Con este proyecto, los libros de texto vienen acompañados de códigos que, al pasarlos por el móvil, resultan en imágenes en tres dimensiones. Así se hace más fácil para los estudiantes conocer conceptos como la anatomía humana. También ha habido ya otras incursiones de la realidad aumentada en sectores educativos como la salud o la industria. Por ello, no es difícil imaginar que esta tecnología puede implementarse de la misma manera en la educación a distancia. Para implementar estas tecnologías, se pueden crear herramientas y tareas interactivas que envíen a los estudiantes a realizar misiones o trabajos en el mundo exterior.

Como ya se ha expuesto antes, las aplicaciones con tecnología de realidad aumentada están floreciendo, de modo que sería una gran idea  hacer uso de ellas para labores educativas. Lo cierto es que la realidad aumentada, a pesar de que durante muchos años daba la sensación de que nunca llegaría a despegar, se encuentra ya a pleno rendimientos, y durante los próximos años se espera una auténtica revolución de la educación y la manera en la que las personas se comunican entre ellas a través de los dispositivos inteligentes. Una corriente que, gracias a las facilidades que se le están dando a los desarrolladores y a la proliferación de nuevas tecnologías cada vez más avanzadas, promete modificar el concepto de educación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *