Mejora tu aprendizaje a distancia con estos consejos

Técnicas para mejorar el método de estudio en e-Learning

La formación online permite que gestiones tu propio aprendizaje, puesto que puedes elegir tu ritmo de estudios y los horarios en los que quieres comenzar tu aprendizaje. Además, podrás contar siempre con la ayuda de tu tutor. El e-Learning se apoya en tres ideas fundamentales: un aprendizaje colaborativo, puesto que existe un intercambio de conocimiento y experiencias; un aprendizaje activo, que se realiza a través de la reflexión, y, por último, un autoaprendizaje, dado que el alumno es quien se coloca en el centro de la escena. Si quieres sacarle el máximo partido a tus módulos a distancia, ¡presta atención a estas recomendaciones!

mejorar método de estudio

Mejora tu aprendizaje a distancia con estos consejos

El e-Learning requiere que los propios estudiantes sepan administrarse el tiempo, tengan una fuerte motivación y posean autodisciplina para poder llegar a completar los cursos que realicen a través de Internet. Es muy importante que, tanto los alumnos como los profesores y desarrolladores del curso, remen en la misma dirección, para poder enfocar de forma positiva los estudios y alcanzar, en definitiva, los objetivos establecidos. Sigue estos consejos para exprimir al máximo las posibilidades que pone ante ti el e-Learning:

  • Asegúrate de tener un entorno adecuado en el que trabajar. Es importante que se trate de un sitio en el que te sientas cómodo, tranquilo y sin distracciones. Te recomendamos que no tengas tu teléfono móvil cerca de ti y que cierres el resto de pestañas que tenías abiertas antes de iniciar tu sesión de estudio.
  • Crea un buen plan de estudios. Es esencial para que cumplas con tus objetivos. Por ello, establece una agenda o timing, en el que incluyas los días en los que tienes que entregar trabajos o hacer pruebas. Además, crea un horario en el que vayas planificando qué temas o puntos vas a estudiar cada día.
  • Entérate bien de cómo funciona la plataforma digital y de cuáles son sus objetivos. De esta manera, podrás comprometerte por completo con este proceso de aprendizaje y alcanzarás más fácilmente tus objetivos. Es esencial que seas un usuario que está acostumbrado a tratar con tecnología a diario, dado que así tardarás menos en comprender cómo funciona la plataforma y lograrás sacarle partido a todos sus recursos.
  • Consulta con tu tutor o, si tienes la posibilidad, con tus compañeros las dudas o ideas que tengas. Es lo mismo que harías en una clase presencial, por lo que no tienes por qué dejar de hacerlo en un curso de enseñanza online. Asimismo, piensa que tus preguntas pueden ayudar a resolver las dudas similares que les puedan surgir también a tus compañeros.

Revisa y repite los contenidos que acabas de leer. En el caso de que tu curso no disponga de clases en vídeo o en audio, lo más probable es que te cueste memorizarlo solo leyéndolo. Estamos seguros de que retienes mucho más cuando escuchas y ves lo que se está explicando, como ocurre en las clases presenciales. Por ello, te recomendamos que vuelvas a leer las veces que haga falta los textos que acabas de estudiar, que hagas mapas conceptuales al lado, para recordarlos con dar solo un vistazo a la hoja o a la pantalla, y que busques más información sobre ese tema fuera del temario del curso. De esta forma, conseguirás enriquecer tu aprendizaje y retendrás durante más tiempo los conocimientos que tus tutores esperan que adquieras.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *