Una plataforma e-learning es vital para el aprendizaje adaptativo

El aprendizaje adaptativo, la meta del Learning Management System

Desde hace ya un tiempo se ha tratado de amoldar las características de la educación y de los cursos formativos a las necesidades y a los requisitos del estudiante. Sin duda, esa es una de las razones por las que el e-learning ha alcanzado una popularidad sin precedentes, llegando a convertirse en una alternativa que puja para quitarle el liderazgo a la educación más tradicional de cara a los próximos años.

Aprendizaje adaptativo

La necesidad de adaptarse a la vida de cada persona y a sus necesidades es lo que ha favorecido también la aparición del aprendizaje adaptativo. El aprendizaje adaptativo es una característica propia de la formación online, que consiste en la modificación fluida y automática de varios parámetros de un proceso educativo a las necesidades de cada alumno. De este modo, el entorno educativo se amolda, y no al revés.

Y es que la educación siempre se ha enfrentado al problema de que cada persona cuenta con unos ritmos y una manera de comprender las materias distintas. De esta forma, la incapacidad que existía antes de adaptar los tiempos según los requisitos de cada alumno dificultaba enormemente el aprendizaje y favorecía la aparición de la frustración. Ahora, las nuevas tecnologías han hecho posible el avance del e-learning y, por tanto, se ha instaurado una nueva vía para que todo el mundo pueda alcanzar las mismas metas educativas.

Una plataforma e-learning es vital para el aprendizaje adaptativo

Sin embargo, para poder ofrecer el mejor servicio en este sentido es indispensable conocer la importancia que tienen las aulas virtuales o las plataformas educativas. Estas herramientas vierten sobre sí mismas todo el contenido del curso y ponen en contacto a los estudiantes que forman parte del proceso de aprendizaje, pero también aportan información de cada estudiante. En consecuencia, las plataformas e-learning permiten conocer el avance de cada uno de los estudiantes, junto con sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

Con esto, se abre la posibilidad de poder examinar los errores que hayan podido surgir en el planteamiento del curso. Pero, sobre todo, se da la oportunidad de reconducir al alumno que tiene alguna carencia de conocimientos concreta aportando material sobre esa área en el que más problemas tienen. Así, se evita que algún estudiante se quede atrás durante el curso y se puede adaptar el temario si se observa que el alumnado tiene dificultades o un conocimiento escaso o nulo de un área en particular. En esto consiste el aprendizaje adaptativo, que se adapta a un grupo grande o a un solo alumno, depende de cuál sea el objetivo, para poder ofrecer siempre la mejor educación y los mejores resultados.

Un ejemplo de aprendizaje adaptativo es el que se realiza muy a menudo al comienzo de un curso: consiste en hacer una evaluación inicial de los conocimientos con los que ya cuenta el grupo de estudiantes sobre las materias que se van a impartir. Con esta metodología, se puede rebajar el nivel o comenzar el curso dando los conceptos básicos si queda reflejado en la evaluación inicial que los conocimientos son más bajos de lo que se esperaba. Por el otro lado, y de la misma manera, también se puede subir el nivel si queda reflejado en la evaluación que los alumnos cuentan ya con un alto grado de conocimientos de las enseñanzas que se van a impartir.

La manipulación del contenido no quiere decir que se tengan que modificar las expectativas de los resultados finales. Es decir, por tener que comenzar con un nivel más bajo no quiere decir que ya no se pueda llegar hasta donde inicialmente se tenía planeado. Lo bueno del aprendizaje adaptativo que ofrecen las plataformas de formación online es que se pueden hacer correcciones sostenidas en el tiempo, intensificando o relajando el ritmo de estudios según convenga para poder llegar al nivel deseado. Lo importante en este sentido es, al tiempo que se ofrece una flexibilidad continuada en el tiempo, que se mantenga un orden y una planificación ordenada, con resultados ambiciosos pero factibles.

No todo el esfuerzo, no obstante, viene por parte del profesorado, la institución y las tecnologías del e-learning. El aprendizaje adaptativo requiere también que los estudiantes sean autónomos y que adquieran la capacidad de organizarse a sí mismos. En este sentido, se plantea un reto que es también una oportunidad: la adquisición de esta capacidad es vital para desempeñar casi cualquier trabajo, y es algo que el e-learning inculca. Sin importar la materia concreta sobre la que verse el curso online en particular, el alumno ha de ser capaz de auto-administrarse.

En este sentido, la plataforma y los educadores actúan de guía, pero es el alumno quien debe de realizar un esfuerzo para llegar a donde necesita. El aprendizaje adaptativo es una herramienta vital para cambiar la educación para mejor y permitir que los conocimientos se impartan de una manera fluida y efectiva.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *