¿Qué hay que tener en cuenta para escribir en un curso e-learning?

Consejos para redactar tu curso virtual

A la hora de crear un curso e-learning es importante tener en cuenta la gran importancia que tiene el texto. Hay que tener en cuenta que la escritura es la forma que se utiliza para comunicarse. Aunque cuentes con vídeos u otro tipo de elementos digitales, el texto es el elemento principal. Es donde se establece todo el contenido principal y lo que se supone que es lo que realmente se debe saber sobre el curso en general. Por todo esto, saber escribir de forma clara, concisa y que llame la atención a los alumnos es fundamental para conseguir éxito con tu curso e-learning.

como redactar un curso online

¿Qué hay que tener en cuenta para escribir en un curso e-learning?

  • Escribir para la audiencia: Para conseguirlo es primordial que los conozcas. Debes saber, su edad, el ambiente cultural en el que vive, a qué se dedica, cuáles son sus experiencias… Esto es importante porque te permitirá saber en qué tipo de lenguaje escribir, que tono seguir y en qué momento se puede introducir alguna broma. Esto te permitirá crear una cierta relación con los alumnos que facilitará su atención y posterior aprendizaje.
  • Planificar lo que se dirá: Es importante que organices en un esquema no solo lo que quieres decir en materia de texto, sino qué elementos audiovisuales o digitales usarás para apoyar tu explicación. Además, también tendrás que enfocar cual es el objetivo del aprendizaje o cuales son las estrategias que debes utilizar para llamar la atención.
  • Texto claro: Es importante tener en cuenta que la mayoría de alumnos que opta por este tipo de cursos cuenta con otras muchas actividades por lo que tienen poco tiempo. Es por eso que esperan un contenido claro y que no tenga mucha letra ya que esto puede provocar que el alumno se aturulle y no quiera seguir leyendo. Por eso es importante utilizar letra clara, y usar un estilo esquematizado y claro para evitar una gran acumulación de letra.
  • Texto conciso: La información debe ser concisa, sin información sobrante que no aporte nada importante al texto. Un contenido largo y sobrecargado puede provocar que los alumnos no le presten atención. Evita explicarlo completamente todo con texto, si consideras que ciertas partes necesitan añadirle algún método que facilite su entendimiento apuesta por elementos gráficos o vídeos que aligeren el aprendizaje en texto.
  • Humanice la redacción: Es importante que a la hora de escribir lo realices en un estilo formal, pero hay que tener en cuenta que según los últimos estudios, un lenguaje más coloquial agiliza el aprendizaje. Esto es así porque los alumnos concentran su atención en entender los conceptos, no en comprender las palabras que no llegan a entender.
  • Incluya humor en la escritura: Con el objetivo de lograr un lenguaje más coloquial, la opción de introducir humor puede ayudar a suavizar el lenguaje formal. Incluye alguna broma, metáfora, o incluso algún ejemplo que consideres que les puede ser cotidiano o conocido. Este tipo de elementos consiguen que la información se recuerde más fácilmente y, por ende, que agilice el aprendizaje.

Pon en práctica estos pequeños consejos y crea un curso e-learning de calidad. Tus alumnos aprenderán con más rapidez y te lo agradecerán.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *