Conoce qué son las Flipped classrooms

Descubre las Flipped classrooms o Aulas invertidas tan conocidas en el e-Learning

Una Flipped Classroom o Aula Invertida es un método pedagógico que transfiere el trabajo de determinados procesos de aprendizaje, que normalmente se realizan en el aula, a lugares externos, con el objetivo de explotar al máximo el aprendizaje del alumno.  Es una modalidad de aprendizaje semipresencial o mixto, lo que se conoce como el Blended Learning, que pretende utilizar los dos tipos de enseñanza, la que es a distancia y la presencial.

Flipped Classroom

Conoce qué son las Flipped classrooms

El objetivo de este tipo de aulas es que los alumnos pueden aprovechar el tiempo en clase para aplicar los contenidos y conceptos que han aprendido anteriormente. De esta manera, no solo se estimula el aprendizaje activo, sino que todo aquello que les sea impartido a los estudiantes lo retendrán durante mucho más tiempo, dado que lo han puesto en práctica y han llevado a cabo una reflexión crítica y analítica de cada aspecto.

La aplicación de este modelo educativo se ha visto favorecida por las potencialidades que ha aportado la instauración de la Web 2.0, puesto que ofrece más recursos a los alumnos a la hora de buscar, crear, publicar y sistematizar a través de Internet. Altera, de esta forma, los roles tradicionales de profesor y alumnos. Los nativos digitales han tenido desde pequeños acceso a este tipo de herramientas, por lo que los recursos típicos de la educación se estaban quedando obsoletos para ellos.

Este tipo de enseñanza puede resultar beneficioso para aquellos estudiantes que tuviesen dificultades, puesto que los modelos de enseñanza tradicional se centraban más en mejorar el aprendizaje de aquellos alumnos que son más brillantes y participativos, dejando así de lado a quienes les cuesta más hablar en clase o entender el temario. Con estas aulas invertidas, cada alumno podría dedicarle el tiempo que necesitase a cada una de las lecciones, por lo que se favorece el aprendizaje individual y progresivo.

Con las Flipped Classrooms, aumenta la interacción entre todos los individuos del aula, ya sean profesores o alumnos. El docente se convierte en el coach del alumno y orienta de la mejor manera las actividades que se realizan en clase, para potenciar al máximo el aprendizaje del alumno. Los profesores no solo son eso, sino que son mentores, expertos, compañeros e incluso amigos de los alumnos.

De la misma manera, también se incrementa la interacción con el resto de estudiantes, gracias al aprendizaje colaborativo y social, gracias a los debates y actividades en grupo en el aula. Aprenden unos de otros y la educación deja, por tanto, de ser unidireccional. El profesor deja de ser el único difusor de conocimiento.

Las Flipped Classrooms cambian el modelo tradicional de gestión del aula. Los alumnos prestan cada vez menos atención en las clases y, cuando están distraídos, provocan un efecto perjudicial para el resto de sus compañeros. En las aulas invertidas, los alumnos están mucho más concentrados, dado que el aprendizaje es mucho más estimulante que el que se da en las clases tradicionales. Además, son mucho más participativos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *