Scorm (I): Errores de concepto

Podríamos definir Scorm como un conjunto de normas técnicas cuya finalidad es conseguir que los contenidos de aprendizaje que se ajusten a estas normas, puedan ser reutilizados e importados por distintas plataformas de elearning.

Es decir, es simplemente es un modelo, un protocolo para estandarizar contenidos y que resulten.

SCORM

Este estándar nos permite “empaquetar” desde una única actividad hasta un curso completo siguiendo una reglas para que pueda comunicarse con la plataforma donde se aloje.

En este modelo, aparte de mostrar un contenido, se establece la comunicación para que el paquete scorm puede comunicar tiempos, avances, calificaciones y más variables propias a la plataforma elearning.

Es responsabilidad del creador de los contenidos SCORM el configurar correctamente el paso de esos parámetros al campus virtual y es responsabilidad del campus virtual el saber recepcionar y guardar la información que le llegue.

 

QUÉ NO ES SCORM

En sí mismo no es un tipo de contenido, ni tiene unas características de formato o presentación visuales.

Una actividad SCORM no significa más dinamismo o que sea interactivo o que sea mejor que otro tipo. Como decimos SCORM empaqueta contenido para ser usado en un campus virtual, y ese contenido puede ser de todo tipo.

Simplemente es el envoltorio del contenido; puede contener una sola frase, o podemos tener SCORM que albergue cursos completos, con múltiples formatos, decenas de páginas web, imágenes, videos…

Para muchos de vosotros esto puede parecer obvio, pero oimos con cierta regularidad frases del estilo “Voy a hacer mi contenido en SCORM porque es más visual y lleva animaciones” o “Mi contenido lo he hecho en SCORM porque es interactivo


Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *